Consejos

I. Siempre Asciende siempre que puedas tus tropas. No olvides ascender nada mas comenzar. Procura no ascender tropas de elite. Intenta ascender con infantería auxiliar , arqueros o picas, las unidades mas baratas

II. Crea una cola de entrenamiento de tropas antes incluso de haber terminado la guarnición del pueblo. Para ello selecciona el general y pulsa sobre el icono de la diana y a continuación escoge las tropas o unidades que desees entrenar; el general deberá estar cerca del pueblo para cuando se haya creado la guarnición entrar en el automáticamente y comenzar el entrenamiento.

III. Establece un punto de reunión antes incluso de haber construido la guarnición. Para ello selecciona el pueblo que estés tomando o vayas a tomar mas adelante y establece el punto de la misma forma que si estuviese en tu poder, con el botón derecho pulsa en un punto del mapa.

IV. Crea exploradores. Explora a tu enemigo todo lo posible, lleva estas unidades al territorio contrario para ver que unidades crean y por donde se mueven. El explorador con lobo detecta las unidades que hay dentro de los bosques sin necesidad de entrar.

V. Crea sanadores. Llevalos siempre con tu ejército. Descansa, si es posible, entre batalla y batalla para que estos puedan curar las unidades heridas, esto evitara bajas. Si no dispones de sanadores busca los de tus aliados.

VI. Lleva generales a la batalla siempre que puedas. Vigílalo para que no los maten, si ves la derrota huye aunque solo sea con el general, es posible que en la siguiente batalla venzas con menos ejercito. Si un aliado tiene un general de nivel 3 o 4 ve con él. En caso de haber más de un general del mismo tipo las bonificaciones que prevalecen son las del general de mayor nivel. En caso de haber mas de un general de distinto tipo prevalecen las bonificaciones de ataque y defensa más altas, es decir, un ejército acompañado de un jefe y un centurión de nivel 4 ofrecen un 30% más de ataque por el jefe y un 30% más de defensa por el centurión.

VII. Utiliza la caballería para eliminar generales enemigos además de las armas de asedio, los arqueros e infanterías.

VIII. Mantén tu ejército unido, utiliza la tecla “X” para asegurarte que todas tus unidades atacaran a un enemigo o se moverán en una dirección. Vigila las maquinas de guerra enemigas par no sufrir bajas indeseables.

IX. Si puedes escoger entre zona baja o alta escoge siempre la alta.

X. En ataques rápidos al inicio de la partida (Rush) usa la tecla “N” para estacionar tus lanceros en el momento oportuno. Procura no estacionar los arqueros para moverse rápidamente.

XI. No dejes a tus infanterías ligeras sin hacer nada, construye maquinas de guerra de dos en dos, ordena la construcción de una y cuando hayan comenzado a crearla ordena la otra, las unidades de infantería ligeras que no cooperen en la creación de la primera maquina construirán la segunda.

XII. Si ves que tu enemigo posee muchos arqueros lánzales primero los halcones de los exploradores con halcón. Servirá como pequeña distracción y conseguirás que las flechas empiecen a caerte mas tarde. También puedes enviar los sanadores o generales (de nivel 0) como cebo. Si eres romano manda una o varias legiones en formación tortuga para recibir las descargas de los arqueros y que tus otras tropas o las de tus aliados puedan atacar recibiendo pocos impactos.

XIII. No ataques si ves que no puedes ganar. Huye con todo lo que puedas y reunté con tu aliado más fuerte.

XIV. Si un aliado lanza una señal en el minimapa pero no tienes tiempo de verla no pierdas tiempo preguntando donde la lanzo, pulsa “F1” y te lo mostrará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *